domingo, 18 de octubre de 2015

Mi Sex - Computer games



Hoy, por algún extraño motivo, me he acordado de esta canción. Es una canción que hacía años que no escuchaba, y seguramente podrían haber pasado unos cuantos más sin escucharla, pero me ha venido a la cabeza. Y me he acordado de aquellos finales de los 70 y principios de los 80, cuando la música era misterio, sobre todo si venía de lugares tan exóticos como Nueva Zelanda.

Todo empezó como si fuera hoy mismo, con un concurso de talentos de la televisión neozelandesa, New Faces, que ganó un joven de 22 años llamado Steve Gilpin. A raíz de su éxito grabó algunos singles, pero su estilo teatral y cercano al cabaret no consiguió enganchar al público. Fue entonces cuando conoció a la banda de rock progresivo Father Thyme y decidió trabajar con ellos y pasarse al lado oscuro. Precisamente con algunos ex-miembros de Father Thyme creó un nuevo grupo, llamado provisionalmente Fragments of Time, en 1977. Hacia finales de año, tras algunos cambios, la formación de la banda se estabilizó. Entre sus nuevos componentes estaba el guitarrista Kevin Stanton, que estaba bastante al día de lo que se cocía en el punk británico y la incipiente movida new-wave. Sobre todo Stanton flipaba con el álbum de debut de un grupo llamado Ultravox, que aunaba el sonido amenazador del punk con una mirada futurista. Un sonido nuevo que le impactó. La última canción de aquel álbum (Ultravox!) se llamaba "My Sex", y cuando EMI les urgió a tomar un nombre definitivo para grabar una demo, Stanton le planteó a sus compañeros que aquel sería un gran nombre para la banda. Finalmente se llamarían Mi-Sex.

Tras el cambio de nombre grabaron aquella demo para EMI, escribieron algunas canciones más y se pusieron en marcha. Actuaron un tiempo por Nueva Zelanda hasta que decidieron dar el salto a Australia, algo natural para muchas bandas en aquel tiempo y lugar. Allí les fue mejor: en poco tiempo la escena de Sydney no sólo les había acogido con los brazos abiertos sino que la prensa les nombró como una de las mejores bandas de la ciudad. En julio de 1979 lanzaron su primer LP, Graffitti Crimes, con el que entraron en el top-10 de su país y consiguieron ser escogidos para ser los teloneros de Talking Heads durante su gira australiana.



En octubre de 1979 Mi-Sex lanzaron un single, no incluido inicialmente en su LP de debut, llamado "Computer games". Fue una locura: consiguieron los premios TV Week al mejor single australiano y también a la mejor nueva banda. Llegaron al número 1 en Australia, al 5 en Nueva Zelanda y entraron en listas en muchos otros países, sobre todo en Canadá, Argentina y Austria. Aquí también tuvo cierta repercusión, al menos la suficiente como para sonar en las radios comerciales. La canción tenía una gran frescura, la grandeza melódica de la new-wave y un atractivo y reluciente uso de los efectos electrónicos al estilo del synth-pop que empezaba a hacerse un hueco en las ondas. La repercusión fue tal que a los pocos meses, en 1980, el álbum fue reeditado para todo el mundo añadiendo "Computer games", por supuesto. Al llegar el verano ya tenían otro álbum en el mercado, Space Race, pero no consiguieron repetir el éxito de su gran single a nivel mundial, aunque en Nueva Zelanda el álbum llegó al número 1 y el single "People" entró de nuevo en el top-5.



La fama conseguida les valió para llegar a girar por los Estados Unidos, pero la entrada de los 80 no les fue para nada fructífera. En 1985 el grupo ya se había separado y, por lo que yo sé, ninguno de ellos logró alcanzar renombre en solitario o con otras bandas. En fin, supongo que podríamos hablar de "one-hit wonder". Otro más.

Steve Gilpin sufrió un accidente de coche en 1991 que le dejó en coma. No pudo recuperarse, y falleció en 1992. La banda se reunió en 2011 sin él ni Stanton, enfermo, para un concierto benéfico. La chispa surgió y el año pasado estuvieron grabando canciones nuevas que, de momento, parece ser que todavía no han visto la luz de manera oficial.


Publicar un comentario