martes, 21 de julio de 2015

Baralides - Draco (2014)


Como muchos sabréis, colaboro desde hace bastantes años con la web musical Muzikalia. Allí, entre otras secciones, tenemos una llamada 7 Minutos al Día dedicada a hablar de grupos emergentes o poco conocidos, donde intentamos ir dando salida a las muchas propuestas que nos llegan continuamente tanto en formato físico como digital. A principios de este año recibimos un correo de una banda alicantina llamada Baralides, un cuarteto formado por dos chicos (Sergio y Joan) y dos chicas (Beatriz y Noelia). Me gustó mucho lo que escuché, y me encargué de redactar la entrada correspondiente en la sección. Si os interesa, la podéis leer aquí:

http://muzikalia.com/blog_post.php/1925/baralides

Como hago siempre, me puse en contacto con el grupo para comunicarles que habíamos hablado de ellos en 7 Minutos. Además les dije que me había gustado mucho su música, y como agradecimiento me enviaron una copia física de su disco Draco, grabado en 2013 y publicado en 2014. Lo escuché con detenimiento y me ratifiqué: una verdadera maravilla. Al tratarse de un trabajo editado hace ya más de un año no puedo reseñarlo en la sección de discos de Muzikalia ni tampoco en la revista Ruta66 (aunque en esta última sí que se habló del disco), las dos publicaciones con las que colaboro regularmente, pero me apetece poner mi pequeño grano de arena para que esta gran obra de folk, creada apenas a 100 kms de mi casa, no pase desapercibida.



La gran fuerza de Baralides radica, además de en tener un puñado de canciones más que interesantes, en las armonías vocales de la pareja de cantantes femeninas. Al conjuntarse crean una paleta de sonidos cristalinos, de una belleza casi indescriptible, recordándome en ese sentido a dos dúos femeninos que me han dado muchas horas de placer en los últimos años: las inglesas The Unthanks y las suecas First Aid Kit. Con las primeras comparten un sentido del folk muy británico, con olor a campo, a hierba, a tarde de domingo y una exquisita melancolía flotando en el ambiente; con las segundas, un acercamiento al folk americano que se manifiesta en algunos arreglos, en ciertos arranques eléctricos y en una sección rítmica esplendorosa que ayuda a las canciones a desarrollarse y crecer, llevándolas de paseo por el polvoriento sur de los Estados Unidos. Esa combinación de influencias, excelentemente asimiladas y reflejadas en los nueve temas (en inglés la mayoría) que componen el álbum, es lo que hace de Draco una obra atrayente, envolvente, misteriosa y al mismo tiempo tan plácida y llena de matices en su sencillez que es imposible no acabar con una sonrisa en la cara, los ojos entrecerrados y ganas de repetir. Y con la tranquilidad de espíritu que da verse inmerso hasta el tuétano en la belleza de la música natural, templada bajo tardes otoñales.

Un álbum, hecho en España, imprescindible para cualquier amante del folk con una concepción clásica pero abierta a influencias de todos los tiempos. Las referencias más claras y recientes que puedo dar a quien siga la actualidad son las ya mencionadas, The Unthanks y First Aid Kit, y quizás el folk oscuro y eléctrico de Jesse Sykes o el más luminoso y pop de los Fleet Foxes, pero la música de Baralides agradará sin duda tanto a seguidores del folk británico de finales de los 60 y principios de los 70 como a los que gustan del indie-folk actual. Y también a aquellos que piensen, aunque parezca un sacrilegio, que el mejor álbum (o al menos el que más han disfrutado) de Led Zeppelin fue el tercero.


Una auténtica gozada de disco que debería haber estado en boca de todos si hubiese tenido el soporte y la promoción de otras obras mucho menores. Afortunadamente, parece que los alicantinos Baralides no tardarán mucho en deleitarnos con otro disco. Lo espero con ansiedad.

De momento, además de mordernos las uñas, podemos ir escuchando su música en su página de Bandcamp.

https://baralides.bandcamp.com/


Publicar un comentario