domingo, 21 de junio de 2015

Feliz día europeo de la música

Nos fugamos de la escuela
teníamos que escapar de aquellos idiotas,
aprendimos más de una canción de tres minutos
de lo que nunca aprendimos en clase.
Esta noche escucho el sonido de una batería en mi vecindario
y siento que mi corazón empieza a bombear,
dices que estás cansada
que solo quieres cerrar tus ojos
y perseguir tus sueños.

Hicimos una promesa,
juramos que siempre la recordaríamos,
no arrepentirnos nunca, nena,
no rendirnos jamás.

Publicar un comentario