domingo, 20 de junio de 2010

Mayo 1970


Richard Nixon llegó a la Casa Blanca en 1968, entre otras cosas porque prometió acabar con la Guerra de Vietnam, que tantos disgutos estaba causando a los estadounidenses. Aunque al principio dio algunas muestras de querer cumplir su promesa, Nixon cambió bruscamente de rumbo en abril de 1970 al invadir Camboya. La excusa era que allí estaban los cuarteles generales del Viet-Cong. La realidad es que a los Estados Unidos les interesaba extender en lo posible el conflicto, seguramente porque ya se veían incapaces de arreglar aquello solos. Lo mismo que ocurrió años más tarde con Afganistán, Iraq...pero eso es otra historia.

El 1 de mayo empezaron las protestas en los colegios, institutos y universidades de todo el país. Esa misma noche se celebró una concentración contra la guerra en la Universidad de Kent State, en Ohio. Hubo fiesta, discursos, insultos contra el Gobierno y llamadas a la rebelión estudiantil. El punto culminante de la noche fue una ceremonia durante la cual se enterró, con solemnidad y duelo, un ejemplar de la Constitución de los Estados Unidos. Aquel entierro era el símbolo con el que expresaban su repulsa por una guerra que no había sido formalmente declarada siguiendo las instrucciones de la Carta Magna. En el campus no hubo disturbios de gravedad, pero un grupo de incontrolados tomaron una calle principal de la ciudad, enfrentándose con la policía y provocando graves incidentes que acabaron con la multitud dispersada mediante gases lacrimógenos. Los estudiantes vieron aquello como una agresión de su propia policía, y la rabia fue en aumento. Se convocaron nuevos actos de protesta para el día 4.

El Alcalde de Kent se temía lo peor para esa nueva jornada de protesta, así que pidió una reunión con el Gobernador para tomar medidas de protección que impidieran nuevas batallas campales en la ciudad. La decisión que se tomó fue el envío de varias unidades de la Guardia Nacional, casi 1000 hombres que llegaron el sábado día 2 de mayo a Kent. El panorama que se encontraron fue desolador, con coches volcados e incluso algún edificio incendiando. El día 3 de mayo, el Alcalde pronunció un discurso en el que amenazó a los manifestantes con declarar el estado de emergencia y lanzar a los militares contra ellos si no anulaban los actos previstos para el día 4. Aquello, junto con la presencia de la Guardia Nacional, no hizo sino soliviantar más los ánimos de los estudiantes. Sin embargo, el campus de la Universidad se llenó de carteles en los que se informaba de la prohibición.

De todos modos los manifestantes, tal como estaba previsto, empezaron a ocupar el campus el lunes, 4 de mayo, a mediodía. La Guardia Nacional había tomado el control de las instalaciones, y llamó a los manifestantes a disolverse. Un policía local cogió un megáfono e hizo lo propio, con el mismo escaso resultado. Entonces decidió subirse en un jeep de la Guardia Nacional, acompañado por un par de soldados, y conducir hacia donde estaba la gente mientras seguía haciendo un llamamiento a la calma y pedía que se fueran disgregando sin incidentes.

Los estudiantes consideraron aquello como una agresión y una provocación, y a medida que iba pasando entre ellos el jeep era recibido con una lluvia de piedras que le obligó a retroceder. Entonces alguien ordenó una carga de la Guardia Nacional contra los manifestantes, que tuvieron que retroceder hacia un pequeño promontorio cercano, detrás del cual había un campo de fútbol que estaba rodeado de pequeñas elevaciones de tierra. La maniobra de los estudiantes consistió en hacerse perseguir por los militares y llevarlos hasta allí, mientras ellos se quedaban en las zonas más altas que rodeaban el estadio. Así fue como los miembros de la Guardia Nacional se encontraron en una encerrona digna de la guerrilla más sofisticada: habían ocupado el campo de fútbol pero se encontraban rodeados por miles de enfadados manifestantes que les tiraban piedras desde los cuatro lados del campo. Empezaron a retroceder hasta encontrarse espalda con espalda a los pies de uno de los promontorios, momento en el que algunos de los soldados empezaron a disparar al aire para intentar ahuyentar a sus agresores. En esos momentos de pánico sucedió lo inesperado e inexplicable: algunos soldados empezaron a disparar directamente contra la multitud durante más de 10 segundos. El resultado: diversos heridos de consideración, y cuatro estudiantes muertos. Lejos de aminalarse, aquello enfureció mucho más a los estudiantes, que se lanzaron en masa contra los soldados, arriesgando sus vidas. Hubiera podido ser una carnicería de no ser porque algunos profesores intervinieron, hablando con los responsables de los militares y con los estudiantes. No me puedo imaginar lo que ocurrió en aquellos minutos posteriores al grave enfrentamiento, pero de alguna manera se consiguió evitar una masacre mayor.

¿Y qué tiene que ver con la música todo esto que os cuento? Bastante...mucho...



Seguramente aquel 4 de mayo de 1970 marcó el final de una era. No sólo acabó con el sueño hippie de paz y amor, sino posiblemente también con el sueño americano en general. Que militares norteamericanos abrieran fuego contra sus propios compatriotas desarmados fue un golpe demasiado fuerte. Un punto de inflexión.

En aquel trágico mayo de 1970 también ocurrieron otros acontecimientos, esta vez musicales y más agradables. Por ejemplo, en una paradójica coincidencia, apenas una semana después de los sucesos de Kent se publicó el disco "Woodstock" con el famoso concierto de la paz. También por aquellas fechas vio la luz la película "Let it be", con los Beatles. Otros discos publicados aquel mes fueron, por citar algunos, "ABC" de los Jackson 5, "Live at Leeds" de The Who, "Burrito DeLuxe" de Flying Burrito Brothers, el mencionado "Let it be" o "In the wake of Poseidon" de King Crimson.



Bueno, como este post se está haciendo demasiado largo, os dejo directamente con 3 pelotazos de aquel mayo de 1970. Igual si algún veterano rockero está leyendo esto nos puede contar cómo se vivieron aquellos extraordinarios lanzamientos en su momento. Ahí van.



NORMAN GREENBAUM - Spirit in the sky



THE GUESS WHO - American Woman



FREE - All right now

Este mes el blog cumple ya 3 años. Con intermitencias, pero seguimos adelante con la cuarta temporada con ganas e ilusión, a ver si también con un poco más de tiempo.

Saludos!
Publicar un comentario