domingo, 21 de marzo de 2010

Alex Chilton (1950-2010)

Hola a todo el mundo.

Los últimos fines de semana he estado muy liado con cosas de trabajo extra, así que al final no he podido postear nada en todo el mes. De vuelta más o menos a la normalidad, para esta semana tenía pensado un tema bastante interesante y entretenido en mi opinión, pero al final el jueves me llegó la noticia del fallecimiento de un gran artista: Alex Chilton.


Sí, estimados lectores: Alex Chilton era un gran artista. Puede que no haya sido tan prolífico como otros genios del pop de su época, que tuviera su bajón durante unos años (bastantes), que su retorno en los últimos tiempos se haya diluido entre tantas y tantas "reunion tour" de estrellas, estrellitas y estrellonas de todo tipo de pelaje y categoría, pero los que conozcan su trayectoria estarán de acuerdo en que Chilton era, sobre todo, un artista en el sentido más estricto y noble de la palabra. Un espíritu libre, alguien de quien se podía decir que era "independiente" sin que la palabra sonara repetitiva, moderniqui y vacía. Un tipo que estaba capacitado, sin duda, para hacer mucho más de lo que hizo (o le dejaron hacer). Un músico con enorme prestigio entre los propios músicos; no sería exagerado decir que las carreras de más de una banda están construidas a partir de canciones compuestas por Chilton o cantadas por él al frente de su banda Big Star.

Con Big Star, como con tantas otras bandas poco conocidas pero de enorme influencia sobre generaciones posteriores, suele pasar que los primeros en reivindicarlas son los músicos profesionales, de forma que cuando su legado llega hasta el aficionado de base lo hace ya a destiempo, filtrado a través de decenas de bandas tributo (formal o estilísticamente hablando), descompasado. No sé si me explico...Me refiero al hecho de que cuando uno lleva 10 años siendo fan de, digamos, Teenage Fanclub, en el momento que escucha por primera vez a Big Star no puede evitar que le suenen a copia de algo mil veces oído. Uno tiene que hacer un cierto esfuerzo para darse cuenta de que su grupo querido es el que copia (o mejor homenajea, o está influido por, que copiar queda muy feo) al recién descubierto, y no al revés. Ey, que conste que yo soy superfan de Teenage Fanclub, que conste, no estoy desprestigiando a nadie...simplemente constato un hecho que nos ocurre a mucha gente con muchos grupos del pasado cuando los descubrimos.

En fin, no me enrollo más...el mismo jueves me propusieron desde Muzikalia hacer un especial para recordar la figura y la trayectoria de Chilton, y al final me salió un tocho de 6 páginas. Para no aburrir a los lectores que no estén interesados en el tema (y de paso hacer algo de publicidad a mi portal musical favorito), cuelgo aquí el enlace. Si les apetece, pasen y lean. Creo que vale la pena perder unos minutos con alguien que dedicó gran parte de su vida a crear música que hiciera algo más feliz a la gente.

Homenaje de Muzikalia a Alex Chilton.

Un saludo.
Publicar un comentario