lunes, 16 de marzo de 2009

Herman's Hermits


Hola, ya hace casi un mes que no posteo nada. Cuando se pierde el ritmo por cualquier causa (problemas de trabajo, fiestas, etc.) después cuesta mucho recuperarlo. Y yo siempre he pensado que si me da pereza escribir en el blog es mejor no hacerlo antes que escribir sin ganas. Bueno, pues hoy tengo ganas de escribir, y me apetece hablar de un conjunto de los más exitosos durante la British Invasion en los Estados Unidos, pero al que posteriormente hemos tenido bastante olvidados en comparación con otros colegas de su misma camada. Se trata del grupo de Manchester Herman's Hermits.


Al frente de los Herman's Hermits, formados en 1963, se encontraba un jovencísimo actor/cantante llamado Peter Noone, que con 15 años ya tenía una experiencia bastante importante en la mítica serie británica Coronation Street. Su cara aniñada, la imagen desenfadada del grupo y un voluntariamente exagerado acento británico forjaron la particular personalidad del grupo. Añadimos a todo ello un puñado de muy buenas canciones, y como consecuencia tenemos un grupo que, durante algunos meses, estuvo a punto de desbancar a los mismísimos Beatles como favoritos del público norteamericano.

De hecho, los Herman's Hermits tuvieron más éxito en los Estados Unidos que en Gran Bretaña. Incluso sus primeros LPs se lanzaban en Norteamérica antes que en su propio país. Es más, sus principales éxitos y números 1 en USA ni siquiera fueron editados como singles para el mercado británico.

Los dos números 1 mencionados fueron "Mrs.Brown, you've got a lovely daughter", y "I'm Henry the Eight, I am". Ambas canciones son adaptaciones de otros artistas, en el segundo caso de una vieja canción de music-hall original nada más y nada menos que de ¡1911!.





Su primer éxito, sin embargo, lo obtuvieron en Gran Bretaña con una versión de "I'm into something good", una composición de Carole King y Gerry Goffin que en los Estados Unidos cantó inicialmente Earl-Jean McCrea, de las Cookies, y que Herman's Hermits llevaron a su terreno para hacerse con el primer puesto de las listas británicas, por primera y única vez en su carrera.



Cuentan que, a partir de 1966, empezaron a ser olvidados por el público. Los Beatles rompieron la baraja con sus discos Revolver y Sgt.Pepper's, los Beach Boys se volvieron místicos, la psicodelia y el verano del amor estaban en pleno auge, y los Herman's Hermits seguían aferrándose a sus infantiles cancioncillas, así que poco a poco, como les ocurrió a tantos grupos de la época, fueron pasando al olvido. Intentaron ponerse al día con un LP bastante psicodélico, "Blaze", que les hizo ganarse a la crítica pero no recuperar los buenos tiempos de las fans alocadas, principalmente porque ya no existían ese tipo de fans. Finalmente se separaron en 1971.

Sin embargo, cuenten lo que cuenten, mis dos canciones preferidas del grupo pertenecen precisamente a ese periodo 1966-1967 en el que, junto al resto de grupos de la primera ola de la invasión británica, iniciaron su decadencia: "No milk today" (de Graham Gouldman, más tarde en 10cc) y "There's a kind of hush" (que los Carpenters convirtieron más adelante en éxito mundial).





Un grupo que merece ser recordado más y mejor. Como decía un anuncio promocional de no recuerdo qué grupo, seguro que conocías muchas más canciones de Herman's Hermits de las que te imaginabas.
Publicar un comentario