sábado, 20 de septiembre de 2008

The Captain & Tennille: una historia de amor ( II )

Hola.

Pues nada, ya ven ustedes que no me es posible postear más que los fines de semana. Lo siento mucho, pero de momento creo que va a tener que ser así.

Bueno, seguimos con la aventura de The Captain y Toni Tennille. La semana pasada les dejamos triunfando con la alegre "Love will keep us together". A rebufo del éxito tuvieron otros top-5 en las listas norteamericanas, como "Lonely night (angel face)", "Shop around" o la infantil "Muskrat love", una canción dedicada al amor entre muskrats, que deben ser algo así como hamsters o lemmings. Supongo.



CAPTAIN & TENNILLE - Muskrat love

Este tipo de canciones, sus visitas a la Casa Blanca, ese buen rollo y esa felicidad que desprenden sus canciones, ese toque familiar a lo "Sonrisas y lágrimas"...Demasiado azúcar, supongo. Tal vez por eso estuvieron algunos años sacando LPs que, aún llegando a ser discos de oro, no consiguieron repetir el éxito anterior.

Por cierto, si alguien se pregunta qué pinta el "Don't let the sun go down on me" de Elton John en la gramola de la derecha, escúchenla de nuevo y presten atención a los enormes coros para los que prestó su voz Toni Tennille. Voz que, por cierto, prestaría también a Pink Floyd para su álbum "The Wall". Se nota su presencia sobre todo en "In the flesh", principalmente en la segunda parte.

Pues hacia 1977 el momento musical de Captain & Tennille parecía haber pasado, pero por aquella época era muy común que los cantantes famosos tuvieran su programa de TV, y nuestra parejita no iba a ser una excepción. El éxito que parecía esquivarles con sus nuevos discos les sonrió en la pequeña pantalla. En 1977 publicaron un "Grandes éxitos" que parecía confirmar que los buenos tiempos ya eran historia. Pero no del todo, aún quedaba el canto del cisne, la despedida de las listas que sueña todo artista. Primero consiguieron un nuevo top-10 otra vez con una canción de Neil Sedaka: "You never done it like that".

Envalentonada, en un acto de afirmación y orgullo patriótico-musical, nuestra amiga Toni Tennille se presenta un día en las oficinas de A&M y les monta un pollo por haber fichado a los Sex Pistols. ¿Qué demonios significa esto? ¡¡Nuestra música, la música americana, levantó e hizo grande esta compañía!! ¿Qué hacen aquí esos desarrapados?

La pasta es la pasta, así que en A&M pasaron bastante de ellos, y ellos se largaron de la compañía. Definitivamente, eran otros dinosaurios más que el punk se había tragado casi sin masticar.

Peeeeeroooo, la suerte de tener un amigo como Neil Bogart no podía desaprovecharse, y el Capitán y su amada Toni fichan por Casablanca, el único sello que confía en ellos. Toni, agradecida, compone algunas canciones para presentarlas durante una comida de trabajo en su casa. La pareja canta algunas canciones, y de repente se hace el silencio. Empieza a sonar un piano, una bonita melodía de introducción, y entonces... Toni Tennille empieza a cantar como si fuera una gran dama del soul en celo, su voz suena profunda y seductora como no se ha escuchado prácticamente a ninguna otra cantante blanca en toda la década, y el aire se torna caliente, muy caliente...Neil Bogart tarda sólo un par de minutos en levantarse de su silla y proclamar que tienen un gran éxito entre las manos. Cuando, poco después, la presentan en público, la imagen de Toni Tennille ha dado un giro de 180 grados. Aquella muchacha modosita que cantaba al amor entre los roedores se ha transformado en un bellezón rubio con la melena suelta, las curvas marcadas y toda su sensualidad a flor de piel. Además la canción resulta tan incendiaria y seductora como la nueva cara de su autora. América y medio mundo se rinden ante la espectacular "Do that to me one more time". Vean, vean. Y escuchen, escuchen.



CAPTAIN & TENNILLE - Do that to me one more time

¿Cómo resistirse ante ese despliegue de belleza, seducción y poderío vocal? Por supuesto fue su segundo número 1.

La entrada en los 80 no fue fácil para la pareja. Casablanca se cansó también de ellos al poco tiempo, pero consiguieron reciclarse en reputados intérpretes de canciones de los 30 y los 40. Además Toni Tennille ha actuado en diversos musicales de Broadway, interpretando entre otros el papel protagonista en la famosa "Victor o Victoria". Sus actuaciones recordando viejos clásicos del jazz o del cancionero popular norteamericano, acompañados por grandes orquestas, con bastante famosos y prestigiosos en los Estados Unidos.

Y así, hasta la actualidad. Siguen casados, y por lo visto muy felices. Vean el regalo que le hizo el Capitán a su amada, hace pocos años, por su aniversario. Su cara de felicidad nos lo dice todo.




Desde luego el título de su primer gran éxito no puede ser más apropiado.

Feliz domingo.
Publicar un comentario