domingo, 8 de junio de 2008

No es lo que parece... ( II )

Cada noche, en mis sueños
te veo, te siento,
así es como sé que tú sigues existiendo...
A través de la lejana distancia
de los espacios entre nosotros
has venido para mostrarme que sigues existiendo...

¿Qué le parece la canción anterior? ¿Se la dedicaría usted a su mujer, a su marido? Sí, tiene toda la pinta de ser una historia de amor, pero...¿No es algo tétrica? ¿Le gustaría que sonara en su boda?

¿Piensa usted que hay otras canciones de amor más bonitas, más adecuadas para una boda? ¿Le da algo de repelús la lectura de las estrofas anteriores? No va mal encaminado: la canción anterior trata sobre una persona anciana que recuerda a su amor fallecido muchos años antes. No seré yo quien niegue el romanticismo de la canción, pero no parece muy apropiada para una boda entre personas jóvenes con toda la vida por delante, ¿no lo creen?

Pues de hecho se trata, casi con toda seguridad, de la canción que más suena no sólo en bodas, sino también en bautizos y comuniones: "My heart will go on", de Céline Dion. Sí, la del Titanic.

Haciendo memoria, la segunda canción que más veces recuerdo haber escuchado en una boda es "I will always love you", de Whitney Houston. ¿Puede haber algo más hermoso que un banquete de boda en el que se apagan las luces, se encienden unas velas, aparece la tarta nupcial desde la cocina, y suena a todo volumen la tremenda voz de Whitney diciendo "And Iiiiiiiiiiii, will always love youuuuuuuuuuu..."? Entonces los recién casados se miran con cara de cordero degollado, él la toma a ella en brazos, la eleva cuidadosamente y la ayuda a coger los muñequitos que coronan el pastel, después se besan amorosamente...y sigue sonando "will always love youuuuuuuuu.....uuuuuuuuuuuuu" mientras todo el mundo aplaude. Qué bonito. Como en El Guardaespaldas, claro...

Yo, mientras, escudriño las caras de la gente, a ver si alguien reacciona cuando, en pleno besuqueo de la feliz pareja de tortolitos, la Whitney suelta:

Recuerdos agridulces
es todo lo que me llevo conmigo...
Por tanto, adiós. Por favor, no llores,
ambos sabemos que no soy lo que necesitas...

Aunque mejor aún sería que, un día, el improvisado DJ de la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones), con gran dosis de mala leche y en un acto de apropiadísimo sarcasmo, hiciera coincidir ese momento de la canción con el preciso instante en que la novia, blandiendo amenazante la espada con la que acaba de partir la tarta, la acerca peligrosamente a la boca de su confiada pareja...

¿Y qué decir de esa apología del acoso y el asedio a las mujeres que se realiza públicamente en casi todos los banquetes de boda? Hablo, claro está, del "Every breath you take", de Police. Otra enorme canción de amor...mal entendido

¿Cómo? ¿Que usted no pincha esas obviedades, y le va más la balada setentera? Ah, dice usted que "Easy" de Commodores es un fijo en sus sesiones, estratégicamente situada entre las gambas y el sorbete... Pues lamento comunicarle que los tres primeros versos de la canción dicen lo siguiente:

Sé que suena raro,
pero no puedo soportar el dolor.
Nena, voy a dejarte mañana.

Ah, vale...que no te llame de usted, que eres un DJ joven y moderno, y pinchas a REM, U2, y canciones más marchosas, no te van las baladas pastelosas... Pues que sepas que "The one I love" no trata sobre el amor, sino sobre el egoísmo y la utilización de otra persona en beneficio propio. De hecho el propio Michael Stipe lo confiesa a lo largo de la canción:

Eres sólo un sostén
para pasar el tiempo

Y desde luego, ni "With or without you" ni "One", de U2, son canciones de amor. Sí, tratan de las relaciones, pero no de esos sentimientos tan románticos y obvios que uno se supone que debe sentir el día de su boda. Porque si es así, mal empezamos...

Más cosas: les supongo enterados, pero por si acaso les aviso. "Tears in heaven" (Eric Clapton), por bonita que suene, no es la canción más apropiada para una celebración: está dedicada a su hijo fallecido. Otro aviso: si tu novia se llama Lily (o similares) ni se te ocurra pedir que en tu boda suene "Pictures of Lily" de The Who, más que nada porque es un canto a los beneficios de la masturbación.

Y para acabar, un consejo para los novios amantes de la música clásica. Tanto si os casáis por lo civil, con una sobria ceremonia en el Ayuntamiento, como si elegís la opción eclesiástica, tal vez deseéis contratar un cuarteto de música de cámara, o un par de violines, o un chelo que siempre queda muy bien. Perfecto, pero ojo con lo que suena, que en la música clásica también se juega al despiste. Uno de los temas más hermosos para violín es esta "Méditation religieuse" de la ópera Thais, de Massenet:




SARAH CHANG - Méditation religieuse (de la ópera Thais)

Qué bonito, ¿verdad?

Leí hace unos días, mientras preparaba el post, una conversación a varias bandas en un foro de temática religiosa. En ella, una persona pedía sugerencias musicales para ambientar una ceremonia religiosa con la que sus padres pensaban celebrar sus bodas de plata. Fueron muchos los que le contestaron, lógicamente aconsejando piezas de cariz religioso o música clásica. Uno de los que respondieron, con evidente buena voluntad, sentenciaba:

"Y para el momento de la Consagración, Méditation de la ópera Thais de Massenet..."

¿Para la Consagración? ¿Eso es cuando el sacerdote convoca a Cristo en la Iglesia, y se supone que su cuerpo se materializa en la Hostia Consagrada, y entonces la gente se arrodilla abrumada ante la presencia del Señor? ¿Sabrán estos angelitos que la Meditación de Thais trata sobre una prostituta y líder de un grupo libertino que ejerce el culto a Venus, y un sacerdote que se debate entre el amor a Cristo y la terrible atracción sexual que ejerce sobre él la lujuriosa prostituta? Bueno, teniendo en cuenta el final (que no cuento por si alguien tiene previsto verla) tal vez no sea tan inadecuada como parece...

Hay muchos más ejemplos, pero como siempre: a) no les quiero aburrir con mensajes excesivamente largos; b) me gustaría que ustedes participaran también proponiendo casos similares a los aquí descritos.

Buenas noches.

Publicar un comentario