sábado, 5 de abril de 2008

14 años sin Kurt Cobain

Hola.

Voy a intentar recuperar la vieja costumbre de actualizar el blog los fines de semana, porque a partir de ahora voy a tener algo más de tiempo. Espero que todavía siga alguien por ahí, a pesar de mi irregularidad en los últimos tiempos. A veces ocurren cosas que uno piensa que no le afectan mucho, y sólo tiempo después se da cuenta de que en realidad la vida le ha cambiado bastante más de lo que imaginaba. Y es que un padre es un padre, tanto si ejerció como tal como si desertó a las primeras de cambio. Pero bueno, supongo que ustedes han entrado aquí a entretenerse y no a escuchar mis penas.

Hoy es el aniversario de la muerte de Kurt Cobain, el líder de Nirvana. Yo no seguía mucho la actualidad en aquellos años (14 ya...) , pero recuerdo que sí que me afectó bastante la noticia. Alguien que parecía tener todo lo que uno sólo podía soñar, decide no vivir más...que extraño...cuantos nos hubiésemos cambiado por él cuando lo veíamos en esos vídeos repletos de energía...

No, no voy a colgar el "Smells..." que ustedes ya lo tendrán muy visto. Ni a hablar del "Nevermind", disco que parece ser hoy símbolo de toda una generación. Yo soy más del "In Utero", de todas formas. Pero tampoco hablaré de ese disco.

Hay una canción que me impactó mucho cuando la escuché por primera vez en boca de Kurt Cobain, en su mítico unplugged para la MTV: se trata de la versión que hizo del "The Man Who Sold The World" , de Bowie. Ya me imagino que a muchos de ustedes tal vez les parezca un sacrilegio, pero a mí me enganchó por completo y no sabría explicar por qué...tal vez ver a esa bestia de los escenarios, al nuevo Mesías del Rock, haciendo una versión de una de las canciones más bellas y delicadas de mi ídolo Bowie...no sé...o tal vez verle cantando esa canción, "El hombre que vendió al mundo", e intentar adivinar por donde podían ir sus pensamientos en esos momentos...o saber que poco después iba a morir...¿Lo sabía también él?

Esa versión ya la hacían en directo, aunque en versión más eléctrica y rockera, pero no creo que nadie les obligara a nada, tampoco sé si Cobain quería hacer esta versión acústica, si consideraba que se había vendido ya demasiado haciendo el unplugged y por eso se quitó la vida...no lo sé, y tampoco me interesa mucho, la realidad. Me interesa la música, que es lo que queda para siempre.


NIRVANA - The man who sold the world (MTV Unplugged, 1994)

Qué gran canción, y con qué delicadeza la tratan... Qué bueno si conseguimos abstraernos de si la MTV, si los unplugged de los 90, si es mejor o peor que la original, y todo eso que a veces nos impide disfrutar de la música en sí...

Buen fin de semana.
Publicar un comentario