martes, 15 de enero de 2008

Doctor Hook y las mujeres bonitas

Hola.

Bueno, hace ya unos días que no he podido postear nada, unos días por falta de tiempo y otros de ganas. La resaca navideña tarda en desaparecer. En fin...veremos como se presenta este 2008.

De momento, sin embargo, voy a mirar hacia atrás. Anoche, conduciendo mientras volvía del trabajo, escuché una canción en la radio. Como tantos otros días. Anoche, sin embargo, escuchando esa canción empezaron a venirme recuerdos a la mente, recuerdos de mi lejana infancia. Era una sensación extraña...Hay gente que dice que el olfato es el sentido que tiene más "memoria", y que podemos identificar un olor décadas después de haberlo percibido por primera vez, e incluso relacionarlo con situaciones y momentos concretos. Bueno, mi olfato no sé como andará, pero juraría que mis oídos tienen todavía más memoria, y una canción bien escogida en el momento oportuno puede desatar en mí una catarata incontenible de recuerdos. Pues eso pasó anoche.

Allá por 1979 yo era un crío de 13 años, bastante impresionable, tímido, huidizo...y enamoradizo, muy enamoradizo. No pasaba una semana sin que me creyera locamente enamorado de alguien: una compañera de clase, alguna chica del pueblo, o simplemente alguien que me mirara con media sonrisa en el autobús o por la calle. Yo nunca intentaba nada, porque me creía todavía muy joven. Pero es que, además, tenía mala suerte: todas las chicas que me gustaban siempre preferían a otro. Bueno, tal vez no era mala suerte, la verdad es que uno era un poco feucho, nada hablador, retraído...bueno...ejem...

Recuerdo muy bien ciertos momentos...algunos desengaños...y los celos...los celos que me invadían cada vez que mi chica favorita bailaba con otro en la verbena del pueblo, o en los guateques caseros que nos montábamos en algún garaje...cosas de niños, ya lo sé, pero yo me lo tomaba muy en serio.

Un día escuché una canción en la radio que me gustó mucho. Además entendía algo de la letra, y me parecía que iba como anillo al dedo a mi situación personal. Hablaba de lo mal que uno se siente cuando se enamora de una mujer bonita, como todos la acechan y tú te sientes desplazado, confuso, engañado... Grabé aquella canción en una cinta, como solía hacer con todas las que me gustaban, y la escuchaba una y otra vez hasta que casi me la sabía de memoria.

Un día mi madre llegó a casa con la revista Pronto, que compraba semanalmente. En aquella época había un par de páginas dedicadas a la música, en una de ellas aparecían los top-20 de singles y LPs, y en la otra a veces había alguna entrevista, pegatinas para superfans, y también alguna vez incluían la letra de una canción. Esa semana la letra era la de mi canción, la canción del amor y los celos, la canción "When you're in love with a beautiful woman", de Dr.Hook.

When you're in love with a beautiful woman
It's hard
When you're in love with a beautiful woman
You know it's hard
Everybody wants her
Everybody loves her
Everybody wants to take your baby home

When you're in love with a beautiful woman
You watch your friends
When you're in love with a beautiful woman
It never ends
You know that it's crazy
You want to trust her
Then somebody hangs up when you answer the phone
When you're in love with a beautiful woman
You go it alone

Maybe it's just an ego problem
Problem is I've been fooled before
By fair-weather friends and faint-hearted lovers
And everytime it happens
It just convinces me more

When you're in love with a beautiful woman
You watch her eyes
When you're in love with a beautiful woman
You look for lies
Everybody tempts her
Everybody tells her
She's the most beautiful woman they know

When you're in love with a beautiful woman
You go it alone
When you're in love with a beautiful woman
You watch your friends
When you're in love with a beautiful woman
It never ends
When your in love with a beautiful woman
You watch her eyes
When you're in love with a beautiful woman
You keep looking for lies






No pasó mucho tiempo antes de que viese este vídeo en la televisión. Eran un grupo de viejorros, y con unas pintas bastante lejanas a las de mis ídolos musicales por aquellos tiempos, pero... Cuanta razón tenían aquellos tipos...yo estaba enamorado de una mujer bonita...escudriñaba sus ojos...vigilaba a mis amigos...me derrumbaba por dentro cuando veía que todo el mundo se acercaba a ella...y ella me ignoraba por completo. Y yo volvía a casa, me encerraba en mi habitación y me ponía a escuchar de nuevo esta canción.

Buenas noches.
Publicar un comentario