jueves, 27 de diciembre de 2007

Los mejores discos de 2007 (6-10)

Hola.

Después del pequeño paréntesis navideño estamos aquí de nuevo, a ver si remato la lista de discos y puedo pasar este fin de semana a la de canciones. Por cierto, felices fiestas a los que todavía no he felicitado.

10 Super Furry Animals Hey Venus

La vuelta de Super Furry Animals al pop poderoso que nunca debieran haber abandonado, en mi opinión. Algunos le achacarán al álbum una falta de cohesión o de conceptualidad, pero a mí es precisamente lo que más me interesa de este disco: es una gran colección de canciones pop con un elevado grado de independencia entre unas y otras. Otros criticarán que hayan cambiado de estilo respecto a sus últimos discos, que ya no se parecen a los Flaming Lips, a Grandaddy, a Mercury Rev, a... Pues para mí es perfecto, porque ahora se parecen a la ELO (escuchen The gift that keeps giving), uno de mis grupos preferidos de todos los tiempos (aquí es cuando varios lectores se dan de baja del blog). Bueno, en Run-away se parecen a las Ronettes, jeje...y no sólo por el inicio de la canción, sino por todo el aroma sesentero-spectoriano que se respira. Y en Neo-consumer empiezan con unos coros a lo Talking Heads que ayudan a crear una atmósfera festiva y contagiosa. ¡Qué gran disco para una noche de juerga, para levantar una depresión, para arrancar una sonrisa!





SUPER FURRY ANIMALS - The gift that keeps giving




09 Linda Thompson Versatile heart

En mi comentario sobre el disco de Marissa Nadler empecé diciendo: "Nada como una voz para enamorarme o ganarse mi odio eterno". Vale, pues el mismo comentario sirve para este disco de Linda Thompson. Conocí a Linda, me imagino que como mucha gente, a raíz de sus discos con Richard Thompson. Allí me enamoré de esas canciones sencillas y de su voz, así que aquí les traigo su más reciente disco. Curiosamente, tratándose de una mujer cuya gran arma es su voz, el disco empieza con un instrumental, "Stay bright", que cumple bien la que yo creo que es su función: introducirnos en una atmósfera especial. Sigue la canción que da título al disco, "Versatile heart", y ya en los primeros compases uno comprende que no se ha equivocado, que Linda, pese a sus problemas de afonía de los últimos tiempos, sigue entrándome directa al corazón. Ella es la autora de la mayoría de las canciones, salvo la tradicional "Katy cruel", una versión de Tom Waits - "Day after tomorrow", estremecedora canción sobre Irak - y algunas en las que colabora su hijo Teddy Thompson. Para la anécdota queda la colaboración con Antony en la canción de Rufus Wainwright, "Beauty", una belleza de canción pero que no tiene demasiado que ver con el resto. Belleza, sí, pero también honestidad, sencillez y mucho, mucho sentimiento.






LINDA THOMPSON - Versatile heart




08 Spoon Ga ga ga ga ga

A estos tejanos, que llevan más de 10 años en el mundo de la música, un servidor los acaba de descubrir en este 2007. Tal vez por eso, por no tener una obra anterior con la que compararlo, este "Ga ga ga ga ga" (¿título chorra del año?) se ha encaramado hasta los primeros puestos de mis preferencias anuales. Sin expectativas preconcebidas, me encontré con un disco de pop distinto, huyendo del manual. "Don't make me a target", la canción que abre el disco, no tiene un estribillo al uso, ni una estructura claramente pop, pero de alguna forma es resultona. Aunque más todavía es la siguiente canción, "The ghost of you lingers", que descansa todo el rato sobre unas notas sostenidas con el piano, me parece. Sin guitarras, sin bajos, sin baterías...sólo ese insistente piano y una voz reverberada con gusto e imaginación. Pues sí, podría ser un engendro friki, pero es una canción resultona. Y la tercera pata del banco es "You got yr. cherry bomb", donde Spoon ya no se van con disimulos y atacan un pop divertido, original y casi hasta bailable. Y todavía quedan canciones ganadoras como "The underdog" o, de nuevo la ELO en el horizonte (lejano), "My little japanese cigarette case".






SPOON - You got yr. cherry bomb




07 Blonde Redhead 23

Cada vez que me encuentro con un grupo del sello 4AD y con vocalista femenina, me lanzo hacia sus discos esperando encontrar sucesor al tremendo "Treasure" de Cocteau Twins, uno de mis discos favoritos desde que lo escuché por primera vez. A veces me siento decepcionado, y otras veces, dando por hecho que "Treasure" sólo hay uno, me llevo una alegría, como en este caso. La épica de "23", la canción, junto a la voz firme pero delicada de Kazu Makino, y esa atmósfera de ensoñación pero con ritmo y energía, me llevaron a emocionarme en exceso con lo que me podía esperar en el resto del álbum. Y no puedo decir que me decepcionara, puesto que lo llevo en mi lista en el puesto 7. "Dr.Strangelove" insiste un poco en el estilo de "23", siendo "Dress" más experimental y "SW" casi celestial, y las canciones van sucediéndose sin parar y sin dar tiempo a que uno le retire la atención, porque aparece "Spring and by summer fall" y te retiene. O llega "Heroine", la canción más CocteauTwinera del disco, y te enamora. Un disco de atmósferas ensoñadoras pero opresivas, llenas de deseos por cumplir.






BLONDE REDHEAD - 23




06 The Clientele God save The Clientele

The Clientele son los autores de uno de los mejores discos de 2005 para un servidor. Al igual que me ocurrió con Band of Horses, mis expectativas respecto a su nuevo trabajo eran, seguramente, exageradas. En una primera escucha, ligera decepción por no encontrar otra canción inmortal como "Since K got over me". A la segunda o tercera oportunidad empiezo a valorar "Here comes the phantom" por lo que vale en sí misma, y no por lo que debería haber valido. "I hope I know" podría ser una nana bellísima, y los violines que dan inicio a "Isn't life strange", junto a la interpretación ligeramente Lennoniana de Alasdair McLean, ya han conseguido para entonces ponerme el vello de punta. Posteriormente me encuentro con la instrumental "The dance of the hours", la delicada "From Brighton Beach to Santa Monica", la juguetona "Winter on Victoria Street", algunas canciones un tanto repetitivas abriendo la segunda mitad del disco, y la extrañamente saltarina "Bookshop Casanova". Al final la preciosa "Dreams of leaving" cierra el disco de la misma manera que se inició, con belleza, clase y emoción. Un disco que, por su duración, podría estar algo más abajo en la lista, pero que está arriba por ser ellos quienes son, y porque escuchar este "God Save The Clientele" por la noche, con auriculares, tumbado en la cama, fue una experiencia difícil de transmitir con palabras.






THE CLIENTELE - Bookshop Casanova



Con un poco de suerte, mañana el top-5. Buenas tardes.

Publicar un comentario