sábado, 29 de diciembre de 2007

Los mejores discos de 2007 (1-5)

Hola.

Bueno, pues vamos a llegar al final de esta lista de los discos que más me han gustado entre todos los que han visto la luz en este año 2007 que está a puntito de terminar. Mi top-5:

05 Trembling Blue Stars The last holy writer

Otro disco atmosférico, infinito, precioso. Cuentan que algunas de las canciones que aquí figuran son lo mejor que ha hecho Bob Wratten desde The Field Mice. Vale, no he escuchado nada de The Field Mice, así que... Pero he escuchado este disco, y la primera canción me dejó un poco atolondrado, con ese repiqueteo sintético, amenazante, esas letras complicadas de entender... Y después escuché "Idyllwild", y la voz de Beth Arzy me emocionó como pocas canciones lo han hecho este año, con ese estribillo contagioso (no "infeccioso", por favor), esos coros angelicales de fondo... Y después me acordé de OMD al inicio de "Sacred music", me decepcioné algo con "This once was an island" y "The coldest sky", pero enseguida escuché el inicio de "November starlings" y supe que iba a ser una de mis canciones del año, y la sensación de felicidad no me la pudo quitar ni la dramática "Darker, colder, slower", ni la melancolía de "A pale blue rosary", ni la aproximación folkie de "Say goodbye to the sea"... o sea que cuando llegué a la última canción ya tenía claro que este disco iba a ser uno de mis preferidos de 2007, y tal vez por eso no presté atención a la lágrima que rodaba por mi mejilla mientras escuchaba "A statue to Wilde".





TREMBLING BLUE STARS - November starlings




04 The Apples in Stereo New magnetic wonder

Con lo que he criticado yo los discos largos en mi vida... Nada menos que 25 "canciones". Entrecomillo "canciones" porque este disco es lo más parecido al "Who sell out" que se ha hecho en los últimos 30 años, por concepto. El disco está compuesto por unas 12 ó 13 canciones que son auténticos pildorazos pop (el inicio con "Can you feel it" y "Skyway" no deja lugar a dudas), y entre esas canciones se van insertando entradillas, efectos de sonido, alguna especie de "jingle", sonidos de instrumentos como en pruebas... Hombre, ya sé que todo está inventado, pero al menos suena original, y la verdad es que en conjunto el disco, a mi entender, se beneficia de esa esquizofrenia artística. Si además, como he dicho antes, las canciones "de verdad" son temazos como "Energy" o "Sunndal song" o "Radiation"... pues eso, tenemos un disco que va directo al top-5. Lástima que en la mayoría de listas oficiales haya quedado sepultado bajo un montón de mediocridades, tópicos y ganadores predestinados a serlo.






THE APPLES IN STEREO - Energy




03 Bright Eyes Cassadaga

Connor Oberst es un endiablado geniecillo musical, y como tal tiene sus excesos, sus momentos de autocomplaciencia y sus megalomanías, me parece a mí. Pero después escuchas canciones como "Clairaudients (kill or be killed)" y te preguntas por qué algo tan sencillo no eres capaz de hacerlo tú. Después sigue "Four winds", otra gran canción aunque no te atrape como la anterior. Y vuelve a recitar con voz solemne en "If the brakeman turns my way", y vuelve a poner de manifiesto su facilidad para las canciones de épica-folk con "Hot knives". A continuación...oooohh...se pone muy tierno con "Make a plan to love me", una maravilla de canción con voz femenina angelical de propina....para volver a su habitual actitud con "Soul singer in a session band". Después, un pequeño descanso para afrontar la parte final del disco, menos inspirada seguramente, pero igualmente disfrutable y emocionante, porque a esas alturas del disco ya parece evidente que hay un concepto oculto detrás de todo ello, y uno está atrapado en su búsqueda.






BRIGHT EYES - Clairaudients (kill or be killed)




02 The Mary Onettes The Mary Onettes

El concepto detrás de esta banda sueca y de su disco de debut es muy sencillo: recopilar todas sus influencias musicales y plasmarlas en canciones que, en la mayoría de ocasiones, son casi un calco de sus inspiradores. Muchos grupos han intentado hacer algo así, pero pocos lo consiguen, y muchos menos llegan a poder compararse con los originales. The Mary Onettes, a mi entender, son de estos últimos, de los privilegiados. Verán ustedes en todas las reseñas que son unos meros imitadores de Echo and the Bunnymen, tal vez de los primeros REM, incluso de OMD, de New Order o, ya de forma despectiva, de A-Ha. OK, y digo yo, ¿cuál es el problema? ¿Es que a usted no le gustan esas bandas que acabo de mencionar? Ya, teniendo las originales para qué queremos copias, ¿no? Pues verá usted, yo no le cierro los oídos a una buena canción y a un buen disco, vengan de donde vengan y sea cual sea su intención. Y este "The Mary Onettes" no es un buen disco, es un disco buenísimo. Olvídense durante un momento de que estamos en 2007 y de que existieron discos como "Ocean rain"o "Murmur". ¿Ya? Pues venga, a disfrutar de "Pleasure songs", "Lost", "Void" o "Under the guillotine" como si fuéramos otra vez adolescentes que despiertan a la música. Actitud que, dicho sea de paso, no debiéramos haber abandonado nunca.






THE MARY ONETTES - Lost




01 Jacob Golden Revenge songs

Un disco de alguien que se confiesa admirador de Nina Simone merecía, al menos una escucha. Además la persona que me lo recomendó también lo merecía. Durante las primeras milésimas de segundo pensé "vaya, otro cantautor atormentado". Pero entonces capté esa vibración en la voz de Jacob Golden, y conecté con su "Out come the wolves" como si fuera la cosa más importante que sucedía en La Tierra en esos momentos. Encaré "Pretend" un tanto atónito y escéptico....y...¡zas! ¡Volvió a pasar! Una canción sencilla, casi espartana, poco más que la voz y unos coros, una guitarra...¿cómo podía ser? Pasé a la tercera: "On a saturday". Misma estructura, misma (escasa) complejidad...pero mismo efecto emocional. Cuando se repitió el mismo proceso y el mismo resultado con "I'm your man", la un poco más arreglada "Church of new song" y, sobre todo, con la titular "Revenge songs", ya me di por vencido: estaba delante de UNO DE ESOS DISCOS. Sí, ya saben ustedes, esos discos que, por más que lo intentes, no puedes explicar por qué te gustan. Y esos son los verdaderos amores, los que más duran, los que atienden a razones que la razón no entiende.






JACOB GOLDEN - Revenge songs



Gracias por leerme. Buenas tardes.

Publicar un comentario