domingo, 14 de octubre de 2007

Te doy una canción ( y VIII, de momento )

Hola.

A pesar de que me lo he estado pasando en grande estas semanas con las canciones temáticas, creo que va siendo hora de echarle el cierre a la serie. No de una manera definitiva, quiero decir, de cuando en cuando postearé listas de canciones acerca de un tema determinado, o comentaré alguna canción cuyo título sea curioso o tenga detrás alguna historia interesante. Pero ya me va apeteciendo hablar de otras cosas. Sé que muchos de ustedes se habrán enganchado al blog con esta serie, pero espero poder seguir contando con esos minutillos que me dedican cada dos o tres días.

Bueno, el último día hablé de canciones dedicadas a sitios...y el caso es que hay centenares de ellas, por no decir miles. Comenté entonces las canciones con nombres de lugares que aparecían en la lista RS500, que fue la que dio origen a todo esto. Hoy toca hablar de las canciones que no aparecen en la lista. No de todas, evidentemente...

¿Empezamos? ¿Qué tal si echamos un vistazo a canciones que hablen de calles? Ay, qué recuerdos...Los Elegantes y su "Calle del ritmo"...lástima no encontrar ningún vídeo de esta canción...También recuerdo con cariño a Lone Star y su "Mi calle"...Pero busquemos canciones que hablen de calles concretas y, a ser posible, reales. Y recuerden que no valen las que salieron en el último post ("Penny Lane", etc.)

Una de las calles más famosas del mundo de la música es "Baker Street", inmortalizada por la canción de Gerry Rafferty. La calle existe realmente, en Londres, y allí vivió Rafferty durante un tiempo. Sin embargo, no fue la canción de Rafferty la que la dio a conocer a todo el mundo, puesto que mucho antes fue la calle escogida para ubicar el hogar de una de las más famosas figuras de la literatura universal: en el 221 de Baker Street tenía su residencia el gran detective Sherlock Holmes.

Y otra calle famosa del mundo del rock es la E-Street, gracias a la banda de Bruce Springsteen. Es curioso investigar en el cancionero de Springsteen, seguramente algún día debería dedicar a ello un post entero. En los títulos de sus canciones y de sus discos abundan las referencias a lugares de su infancia y adolescencia: la propia E-Street Band (y la canción "The E-Street shuffle", y el disco "The wild, the innocent and the E-Street shuffle") toma su nombre de una calle de la población de Belmar (New Jersey). Es curioso que se trata de una de las calles más pequeñas del pueblo, y no tiene salida por ninguno de los dos extremos. Cerca de ella están las calles H y F, muchísimo más largas e importantes. Pero, por alguna razón, Springsteen le tenía más cariño a la minúscula E Street. También le tenía cariño a otra población cercana: Asbury Park. Sí, no se trata de un parque sino de una población, como puede observarse en el mapa. Su primer disco, "Greetings from Asbury Park, NJ", tomó de allí el nombre. También lo hizo su maravillosa canción "4th of July, Asbury Park (Sandy)".



Ambas poblaciones, como se observa en el mapa, están muy cerca de Freehold. Allí nació Springsteen, aunque curiosamente no haya dedicado ninguna canción directamente a su pueblo natal. Y eso que su cancionero está repleto de referencias a lugares cercanos: "Atlantic City", "New York City serenade", "Streets of Philadelphia", "Highway 29"...; también a otros más lejanos, como "Balboa Park" (San Diego, California), "Darlington County" (Carolina del Sur), "Galveston Bay" (Texas), "Mary, Queen of Arkansas", "My Oklahoma home", "Nebraska"...

Por cierto, cuentan que, para su enorme canción "Thunder road", Springsteen se inspiró en un cartel publicitario de la película del mismo nombre que en 1958 protagonizó Robert Mitchum. Cuentan también que el padre de Springsteen era conductor de autobús, y que ese hecho le inspiró la canción "Does this bus stop at 82nd street?". Otras canciones suyas con nombres de calles son "Incident at 57th street" y "10th Avenue freeze-out", dos calles que, curiosamente, se cruzan en el mapa de Nueva York.

Pero dejemos ya tranquilo al Boss (además, no le gusta el apodo) y pasemos a otros artistas. Simon & Garfunkel tienen también una intensa relación con Nueva York, sin ir más lejos todos recordamos su gran concierto en Central Park. Una de las canciones que sonó en aquella ocasión fue "The 59th Street bridge song (feelin' groovy)". El puente al que se refiere la canción es el Queensboro Bridge, en Long Island, que los neoyorquinos conocen coloquialmente como "el puente de la calle 59". En el mismo concierto Simon & Garfunkel interpretaron "A heart in New York", y otra canción bastante conocida del dúo es "The only living boy in New York City", del LP "Bridge over troubled waters".




Y ya que estamos con Nueva York...ufffff, si es que hay centenares de canciones dedicadas a la ciudad de los rascacielos. Y para todos los gustos: desde Frank Sinatra ("New York New York") hasta Nina Hagen ("New York"). Madonna proclamaba su amor por la ciudad en "I love New York" de su último disco; Prince se puso irónico en "All the critics love U in New York", como también lo hicieron Sting en "An englishman in New York" o AC/DC en "Safe in New York City". Los Bee Gees le cantaron a un desastre minero en "New York mining disaster 1941", The Pogues cantaban una "Fairytale of New York", y los Strokes les dedicaron una canción a sus polis ("New York cops"). Pero les dejo las dos canciones más emocionantes que he escuchado sobre Nueva York, las dos canciones que corrí a escuchar la noche el día 11 de septiembre de 2001 con el corazón encogido y con ganas de llorar de rabia. Son "New York minute" de Don Henley, y "New York state of mind" de Billy Joel.





Bueno, para no dejarles un regusto amargo, doy un salto a Londres y cierro con la canción que más me gusta de las relacionadas con esa ciudad. Jeje...sí, podría ser "Last train to London" de la ELO, uno de mis grupos favoritos...también podría ser "Itchycoo Park", de los Small Faces...o "London calling" de los Clash...o tantas y tantas y tantas...pero se me hace tarde y he de escoger una: "West end girls" de los Pet Shop Boys. Así nos vamos a la cama bailando por el pasillo y con una sonrisa tonta en la cara...




Y que jovencitos eran...

Buenas noches. O buenos días, si lees esto el lunes por la mañana...
Publicar un comentario