domingo, 7 de octubre de 2007

Te doy una canción ( VI )

Hola.

Vaya, debo estar cogiendo el gustillo a esto de escribir los domingos a primera hora. Lo de salir pocos sábados tiene estas ventajas. Además son, con toda seguridad, las horas más tranquilas de toda la semana. Bueno, adelanté el último día que iba a dedicar una entrada, siguiendo con la serie inspirada por la lista RS500 (aunque también comento canciones no incluidas en ella), a esas canciones que los músicos se dedican entre ellos o a figuras históricas famosas.

Bueno, tenemos que ir bajando hasta el puesto 97 de la lista para encontrar la primera canción con un nombre famoso en el título: "Roll over Beethoven" de Chuck Berry. El tema, de 1956, explica bien a las claras cómo están las cosas en aquellos días: "Quítate de en medio, Beethoven, y dale la noticia a Tchaikovski". La canción, toda una declaración de principios del rock'n'roll, era en realidad una pequeña y humorística venganza en contra de la hermana pequeña de Berry, que estudiaba música clásica y acaparaba durante largas horas el piano de la familia de forma que nadie más lo podía tocar.

Más abajo, en los puestos 171 y 173, encontramos sendas canciones dedicadas a Reinas, pero de las de verdad. Eso sí, con intenciones bastante diferentes. "Dancing Queen" de ABBA se estrenó en un baile en honor de los Reyes de Suecia, aunque la canción en realidad hable de una bailarina adolescente. Casi al mismo tiempo, los Sex Pistols daban los últimos toques a su "God save the Queen", dedicada a la Reina de Inglaterra, pero en este caso con muy mala leche ("No es un ser humano", "Es una figura de cartón").

"Personal Jesus", de Depeche Mode (368), no es una canción religiosa, al menos en el sentido estricto de la palabra. Inspirado por la lectura de un libro de Priscilla Presley sobre su convivencia con el Rey Elvis, Martin Gore escribió todo un tratado sobre el desequilibrio en algunas relaciones personales en las que una parte ve a la otra casi como un Dios.




Algo más anterior es la siguiente figura histórica que nos encontramos en la lista de RS: Hernán Cortés. El famoso conquistador español no sale muy bien parado de "Cortez the killer", de Neil Young (321). El título ya lo dice todo: la canción es un largo lamento acerca de la destrucción de la civilización azteca por parte de los conquistadores españoles.

Muy conocido es el éxito "Buddy Holly" de Weezer (497), aunque no está dedicado al genial músico, sino a una amiga un poquitín feucha a la que intenta animar diciendo que "yo me parezco a Buddy Holly y tú eres clavadita a Mary Tyler Moore..."

Para acabar con la lista, tenemos unas cuantas canciones que están dedicadas a colegas o gente famosa pero sin incluir su nombre en el título. Algunos ejemplos: "Free bird" (Lynyrd Skynyrd, dedicada a Duane Allman, entonces recientemente fallecido); "Wish you were here" (Pink Floyd, dedicada a Syd Barrett); la archifamosa "Candle in the wind" (Elton John, primero para Marilyn Monroe, después para Diana de Gales); "Killing me softly with his song" (Roberta Flack, aunque es una idea de Lori Lieberman después de ver un concierto de Don McLean); finalmente, "Pride (in the name of love)" (U2, dedicada a Martin Luther King).

Pero más allá de la dichosa lista sigue habiendo vida, y mucha. He mencionado antes a Don McLean como inspirador de una canción. Pues bueno, el propio McLean se inspiró en otros músicos para componer una bella canción que no acabo de entender el motivo por el que quedó fuera de la lista de RS. Se trata, ya lo sabéis, de "American Pie", inicialmente inspirada por la muerte de Buddy Holly, pero que en su letra hace referencia a multitud de símbolos de una época que acabó, y también de otra que empezó. Pero McLean tiene otra canción que a mí me gusta más, y que viene de perlas al tema que nos ocupa: se trata de "Vincent", dedicada al genial pintor Vicent Van Gogh, y que es una verdadera belleza de canción.



Siguiendo con los compositores clásicos, si Beethoven era objeto de desprecio en la canción de Chuck Berry, su colega Mozart inspiró "Rock me Amadeus" de Falco, canción en la que le ensalza como el primer ídolo juvenil, el primer icono del rock, el primer punk.

Buscando referencias a personajes más recientes, encontramos multitud de canciones cuyos títulos son un homenaje a otros músicos: "Geno" o "Jackie Wilson says" (Dexy's Midnight Runners, dedicada la primera al cantante Geno Washington y la segunda a Jackie Wilson); "The Prince" (Madness, dedicada al cantante jamaicano Prince Buster); "Sir Duke" (Stevie Wonder, a la memoria de Duke Ellington); "Carrie Ann" (The Hollies para Marianne Faithfull, aunque con cambio de nombre); "Aubrey" (Bread para Audrey Hepburn, otra vez con el nombre camuflado); Levon (Elton John, para Levon Helm, de The Band); "Alex Chilton" (Replacements); "Brian Wilson" (Barenaked Ladies); "Brimful of Asha" (Cornershop, dedicada a Asha Boshle, cantante pop de origen indio), etc. Más recientemente, tenemos "Paul McCartney" de Scissor Sisters, o "So long, Jimmy", que James Blunt dedica a la memoria de Jimi Hendrix. Y hay más, muchísimas más, pero tampoco es la idea convertir esto en una lista exhaustiva de nombres.

También son muchísimas las canciones que pretender ser un homenaje a un músico concreto, pero sin nombrarle en el título (muchas veces, ni siquiera en toda la canción). Ejemplos curiosos son: "Master blaster" (Stevie Wonder, dedicada a Bob Marley); "Angel of Harlem" (U2, dedicada a Billie Holiday); "Immortality" (de Pearl Jam para Kurt Cobain); "Sleeps with angels" (también para Kurt Cobain, en este caso de parte de Neil Young); "Lady Stardust" (Bowie para Marc Bolan); "Life in a northern town" (Dream Academy a la memoria de Nick Drake); "Nightshift" (The Commodores para Marvin Gaye y Jackie Wilson); "Saint of me" (los Stones para Billy Preston), "Sign your name" (Terence Trent d'Arby inspirado por Sade), "Say goodbye to Hollywood" (Billy Joel para Ronnie Spector)...

Más que un homenaje a veces se trata de contar algún...digamos...conocimiento íntimo. En estos menesteres es un maestro Leonard Cohen: su "Chelsea Hotel #2" cuenta, sin contarlo, un encuentro sexual real con Janis Joplin. También podrían figurar aquí las múltiples indirectas (a veces muy directas) que se lanzaban los Fleetwood Mac ("Go you own way") o los ABBA ("The winner takes it all") en sus canciones.

No sé si se puede hablar de homenaje en ciertos casos en los que los "homenajeados" no salen muy bien parados, como Jim Morrison en "Anyone can play guitar" (Radiohead), Paul McCartney en varias canciones de sus compañeros ("Back off bogaloo" de Ringo Starr, o "How do you sleep" de John Lennon), "Only love can break your heart" (algo pasaría entre Neil Young y Graham Nash), "Sweet home Alabama" (entre Lynyrd Skynyrd y el propio Young), etc.

Por lo que respecta a figuras musicales míticas, siento curiosidad por saber cuántas canciones se habrán dedicado a Elvis Presley. Algunas de ellas son "Advertising space" (Robbie Williams), "Black Velvet" (Alannah Myles), "Johnny bye bye" (Springsteen), "Elvis Presley and America" (U2), "Crazy little thing called love" (Queen), "A century of Elvis" (Belle and Sebastian), "All the way from Memphis" (Mott the Hoople), "Calling Elvis" (Dire Straits), "He was the king" (Neil Young) y un montón más que no pongo por no saturar el servidor.

¿Y a John Lennon? ¿Cuántas canciones se le habrán dedicado directa o indirectamente? Puffff...pues...no sé...veamos: "21st Century Man" (ELO), "Moonlight shadow" (Mike Oldfield), "Empty garden" (Elton John), "All those years ago" (George Harrison), "Edge of seventeen" (Stevie Nicks), "Here today" (McCartney), "Life is real" (Queen), "Never let me down" (Bowie), "Lamb of God" (Marilyn Manson), "I just shot John Lennon" (Cranberries)... Según algunas fuentes, también "Fragile", de Sting, está inspirada por el asesinato de John Lennon.

Bueno, me he enrollado demasiado y se me acaba el tiempo. Tomen nota de algunas canciones que quería comentar y me dejo en el tintero, hasta otro día o para siempre: "Joan of Arc" (OMD), "Nelson Mandela" (Special AKA), "Mandela's day" (Simple Minds), "Mona Lisa" (Nat King Cole), "Romeo and Juliet" (Dire Straits), "Kevin Carter" (Manic Street Preachers), "Abraham, Martin and John" (Dion), "Adam raised a Cain" (Bruce Springsteen), "Judas" (Depeche Mode), "Galileo" (The Indigo Girls), "Darwin" (Third Eye Blind), "Rasputin" (Boney M.), "Alec Eiffel" (Pixies), "Rosa Parks" (Outkast)...y vale ya, que hay miles.

Pero, como siempre, Lennon tenía que hacerlo a lo grande. Puestos a dedicar canciones a alguien famoso, le dedica una a Dios. ¡Toma ya!



Bueno, respecto a las próximas entradas, me estoy dando cuenta de que, sin querer, estoy convirtiendo los mensajes en una larga sucesión de nombres de canciones y artistas, lo que puede hacer que tanto yo como los posibles lectores empecemos a perder interés en el tema (y si encima me empeño en publicar en domingo...) La próxima entrada, que será la última de la serie, estará dedicada a canciones que incluyan en su título nombres de lugares (vale desde un motel hasta un país o un planeta). Terminado el repaso a la dichosa lista, seguiré con entradas más cortas y concretas, y tal vez en alguna de ellas aparezca alguna canción de las olvidadas (o mencionadas de forma apresurada) aquí, pero ya de forma individual.

Lo que más temo en esta mi vida cibernética es aburrirles a ustedes, porque no tiene sentido escribir en un blog si no hay lectores, así que mi obsesión es que pasen un ratito entretenido leyendo esto. Si en algún momento mis mensajes han resultado demasiado densos, largos, o simplemente aburridos, pido mil perdones.

Buenos días.
Publicar un comentario