miércoles, 3 de octubre de 2007

Te doy una canción ( V )

Hola.

Desde luego estos últimos días me he dejado un montón de nombres en el tintero, y mi intención no es alargar excesivamente esta serie porque no me apetece convertir el blog en monotemático. Pero de todas formas estoy disfrutando con esta tarea, así que me parece que, como mínimo, tendrá esta y dos entregas más (las tengo en mente, ¿las digo? Vale, la próxima estará dedicada a canciones con nombres de personajes populares o históricos).

Bueno, hoy quería traer aquí a 3 nombres propios, no está claro si reales o ficticios (ahí está el meollo de la cuestión) que calaron hondo en la imaginería popular, no sólo musical, norteamericana. Son Jenny, Sylvia y Billie Joe.

Empecemos con Jenny. Había a principios de los 80 un grupo californiano llamado Tommy and the Two-Tones, que después evolucionó a Tommy and the Tutones, y finalmente acabó llamándose Tommy Tutone. Pasaban sin pena ni gloria hasta que, en 1982, lanzaron una canción llamada Jenny (867-5309). La canción contaba la historia de alguien que se encuentra en un lavabo una inscripción con el nombre de Jenny, el número de teléfono que aparece en el título, y una frase muy sugerente: "llama si quieres pasar un buen rato". El protagonista de la canción llamó, y obtuvo la recompensa esperada. La canción tuvo bastante éxito, y llegó hasta el nº 4 en las listas, pero el éxito musical es muy poca cosa comparado con el maremoto social que provocó la canción. Miles de adolescentes (o no tanto) se lanzaron a llamar al dichoso número. Aunque los Tutones declararon habérselo inventado, lo cierto es que cientos de hogares a lo largo de todo el país tenían ese número de teléfono, y la avalancha de llamadas preguntando por Jenny se convirtió en un problema que sobrepasó la anécdota musical. Muchas personas tuvieron que cambiar de número, incluyendo la hija de un sheriff de un condado que se propuso perseguir incansablemente a los culpables.



Pero que nadie piense que fue cosa de un par de semanas. Aún hoy hay gente con ese número que recibe llamadas preguntando por Jenny, hay empresas que piden adrede ese número para hacerse publicidad y aumentar su facturación telefónica, e incluso el dichoso número (con unos prefijos concretos) ha sido subastado en ebay, habiendo gente que ha ofrecido miles de dólares, aunque al final se retiró por causas que desconozco. Están locos estos americanos.

---------------------------------------

A principios de los 70 era bastante conocido un grupo norteamericano llamado Dr.Hook que hacía canciones supuestamente serias pero con un gran poso de ironía y de burla. Una de ellas era "The Cover of The Rolling Stone" (La portada de la Rolling Stone), que hablaba sobre la fama, el precio de la popularidad, etc. Al final acabaron saliendo ellos también en la portada. Pero quisiera contarles la historia de otra canción: "Sylvia's mother".



"Sylvia's mother" es una canción destinada a destrozar los corazones adolescentes. Cuenta la historia de un enamorado que llama al teléfono de su amada, llamada a la que responde la madre de la chica, diciendo que Sylvia no puede ponerse, que no la moleste, que ahora es feliz, que está haciendo las maletas para irse a otra ciudad, y que va a casarse con otra persona. En realidad la letra de la canción es demoledora, y media Norteamérica lloró con ella, pensando muchos que la historia era real. Los propios miembros de Dr.Hook alimentaron esa creencia con declaraciones acerca de una supuesta historia que le había ocurrido a uno de ellos unos años atrás. El resultado es, otra vez, un país enloquecido con la historia detrás de una canción.

En realidad, "Sylvia's mother" fue escrita por el compositor Shel Silverstein, todo un personaje. Músico, compositor y caricaturista, escribió bastantes historias para niños y un puñado de canciones, casi todas ellas con el mismo estilo burlón y caricaturesco de sus historias para críos, siendo las más conocidas la canción que nos ocupa y la gran "A boy named Sue", popularizada por Johnny Cash.


---------------------------------------

Y si hay todavía muchos norteamericanos que sufren (o provocan) problemas con el dichoso número de Jenny, hay también muchos que siguen preguntándose qué pasó en realidad con Billie Joe.

En 1967 tuvo considerable éxito una canción llamada "Ode to Billie Joe", cantada por Bobbie Gentry. En la canción, una sencilla balada al estilo country (o bluegrass, no entiendo mucho de estilos) se narraba la historia de Billie Joe McAllister, que en la canción se suicida saltando desde el Tallahatchie Bridge. Una trágica historia, una más, una de tantas. Sin embargo, hay diversos aspectos de la canción que han generado un misterio que pervive en nuestros días.

En primer lugar, existe realmente un Tallahatchie Bridge, en Greenwood, Mississippi. El lugar se convirtió rápidamente en centro de peregrinación, primero de los lugareños, y después de gente de todo el país. Muchos de los curiosos se sorprendieron cuando vieron el puente real: apenas hay 5 ó 6 metros desde la plataforma hasta el agua, de manera que nadie podía suicidarse lanzándose desde allí. Este hecho, lejos de hacer que la gente se olvidara del tema, puso de moda un nuevo deporte: ir al pueblo, buscar el puente de Tallahatchie, y lanzarse al agua desde allí. Las autoridades, por lo visto, no dan abasto.



Pero hay más: en la canción se menciona que Billie Joe, antes de saltar desde el puente, arroja un objeto misterioso al agua. Después, tal vez desesperado por lo que acaba de hacer, se lanza él mismo. Bobbie Gentry jamás aclaró el motivo del suicidio de Billie Joe, ni tampoco qué era el objeto que lanzó previamente al río, así que ambas cosas se han convertido en motivo de controversias y suspicacias. Parece que mucha gente piensa que Billie Joe lanzó a su propio hijo acabado de nacer, y que después, arrepentido, se arrojó él mismo al vacío. Lo que pasó realmente, sigue siendo un misterio sin resolver. Y, sobre todo, sigue siendo una obsesión para muchos americanos. En una de las biografías de la cantante se cuenta:

Although Bobbie Gentry's career as a country and pop music performer was short-lived, her "Ode to Billie Joe" remains one of popular music's all-time classics. The mystery of the song inspired a movie of the same name, and even 35 years after the fact, listeners continue to ask what Billie Joe threw off of the Tallahatchie Bridge.

Efectivamente, el misterio inspiró una película, en 1976, llamada "Ode to Billy Joe". Sus guionistas intentaron que Bobbie Gentry explicara lo que tenía en la cabeza cuando escribió la canción, pero la cantante fue incapaz de dar alguna explicación. Así, la resolución de la historia en la película fue que Billy Joe estaba enamorado de una jovencita, que sus familias no les dejaban estar juntos por ser muy jóvenes, que una noche de borrachera, sin darse cuenta, tuvo relaciones sexuales con otro hombre disfrazado de mujer, y que después, abrumado por la culpa, lanzó desde el puente su muñeco de trapo (símbolo de la inocencia perdida) y, poco después, se suicidó.

Definitivamente, Estados Unidos es un país fascinante...

Buenas noches.
Publicar un comentario