viernes, 28 de septiembre de 2007

Te doy una canción ( III )

Hola.

Pues seguimos con el tema de las canciones dedicadas... Qué mejor que dedicar una canción a alguien a quien quieres...sea tu pareja, tu padre, tu madre, un hermano, un hijo... En la lista RS500 ya mencionada hay unos cuantos temas cuyo nombre hace referencia a la pareja (o proyectos de pareja) sentimental del autor o autora. Empezando por la archiconocida "Layla" de Eric Clapton que ya comenté en su momento, y siguiendo con "Runaround Sue" de Dion, "Walk away Renee" de Left Banke, "Suite: Judy Blue Eyes" de Crosby, Stills and Nash (dedicada a Judy Collins, novia por entonces de Stephen Stills), "Peggy Sue" de Buddy Holly (se trataba en realidad de la novia del batería de los Crickets) o "The wind cries Mary" de Hendrix. Por cierto, al igual que sucedió con la Sharona de The Knack, la Mary de Hendrix tiene nombre y apellidos: Kathy Mary Etchingham.



Y también le he seguido la pista a la Renee de "Walk away Renee", que ahora parece que es profesora de canto en California. No me extraña que todos en Left Banke estuviesen coladitos por ella...



Y, oh sorpresa, incluso la "Peggy Sue" de la canción de Buddy Holly tiene su página web.

Y saliéndome de la lista RS, pues he encontrado algunas canciones dedicadas a parejas propias, de amigos, o proyectos de parejas: "Beth" de KISS, la ya comentada por Fery "Rosanna" de Toto, "So long Marianne" de Leonard Cohen (quien, por cierto, casi al mismo tiempo tuvo una aventurilla con una tal "Suzanne"), "Donna" de Richie Valens, "Sara smile" de Hall and Oates, "Oh Carol" de Neil Sedaka, "Kayleigh" de Marillion (la novia de Fish se llamaba Kay-Lee), "Babe" de Styx, o la inolvidable y bellísima "Annie's song" de John Denver.



Desde luego hay centenares de canciones que me dejo, espero sus comentarios al respecto. Ahora pasemos al amor paterno-filial. Los Beatles, como eran buenos chicos, dedicaban canciones a sus madres ("Julia", "Let it be"), pero de los de Liverpool ya hablé el último día. Bruce Springsteen también tenía una relación especial de amor-odio con su padre, y le dedicó dos canciones aunque ninguna de las dos tiene su nombre en el título: "Independence day" y "Factory". Cat Stevens cantó al conflicto generacional en "Father and son", Crosby Stills and Nash daban lecciones de paternidad ("Teach your children"), y los Fleetwood Mac cantaron al padre de Stevie Nicks en "Landslide". No, "Oh Daddy" no iba dedicada al padre de ningún miembro de la banda, sino a Mick Fleetwood, a quien Christine McVie llamaba "daddy" cariñosamente. Y como hay que aprovechar las ocasiones, les dejo esta encantadora "Landslide" de la no menos encantadora Stevie Nicks, posiblemente en la mejor versión jamás hecha de esta canción.



Pero nos estamos desviando del tema: se trataba de canciones con el nombre de alguien en el título. Los Allman Brothers tuvieron bastante éxito con "Jessica", que era la hija de Betts, uno de los guitarristas; también es muy conocida su canción "Melissa", que no se trata de ningún familiar sino de un nombre escuchado al azar por Greg Allman mientras intentaba cuadrar las rimas. Y aunque no sé si tuvo o no mucho éxito, yo siempre me descubro cuando escucho la tremenda "Deborah" que Vangelis dedicó a su hija (al menos eso leí una vez, aunque no encuentro la fuente) a través de la voz de Jon Anderson...un regalito especial para escuchar con auriculares a estas horas de la noche...



Bueno, pues hasta aquí las canciones familiares. Este fin de semana las curiosidades, que sé que les gustan más a ustedes que todo este rollo sentimental, pillines. Canciones dedicadas a monos, a ratas, a coches, a la canguro...secretarias de oficina que se convierten en héroes country de leyenda, travestis, prostitutas, muchas prostitutas (y algún prostituto)...y hasta el fundador de una orden religiosa.

Buenas noches.
Publicar un comentario