domingo, 19 de agosto de 2007

Paren la música, que yo me bajo

Hola.

Hoy es domingo y no debería estar escribiendo aquí, pero la resaca me produce insomnio. Así que me he levantado y me he puesto a trastear por Internet. He visto varios vídeos, he leído algunos blogs, he hojeado unos cuantos periódicos...y aprovecho que casi nadie leerá estas líneas, recordemos que es domingo, para desahogarme un poco. ¿En qué se ha convertido la música en la actualidad? ¿Qué papel juega en los medios de información y en la sociedad en general? ¿Qué actitud tienen hacia ella los más jóvenes? ¿Queda alguien capaz de estar 6 meses esperando que salga un disco para comprárselo y después estar un mes sin escuchar otra cosa?

Miro una página de The Guardian que tenía pendiente de leer desde hace días. "Las 6 nuevas bandas más excitantes en América". No olvidemos que América, para la mayoría de periódicos, sólo hay una, la del Norte. Bueno, echemos un vistazo. ¿Y qué me encuentro?

Resulta que el artista más prometedor de los Estados Unidos es un tal Dan Deacon, que es DJ, o algo parecido. Este señor ha creado una canción bastante chula y bailable, que se llama "Crystal Cat".



Pero yo me pregunto: ¿Este tío, con reconocidas habilidades para crear música con cables, multiplexores y contadores Geiger, que andará más cerca de los 40 que de los 20, y con esa pinta, es el artista nuevo más prometedor de los Estados Unidos? Joder, si que andan mal por allá...

Veamos el segundo. Toma, otro DJ. Bajo el nombre de Girl Talk se oculta el DJ y productor musical Gregg Gillis. Su habilidad, por lo visto, consiste en haber comprado un par de programas de edición musical y haber aprendido a hacer mashups con ellos. No tengo nada en contra de los mashups, de hecho yo hago alguno en mis ratos de aburrimiento. Tampoco tengo nada en contra de los DJs, tengo algunos buenos amigos que lo son. Ni siquiera tengo nada en contra de crear o modificar una canción cortando, copiando y pegando, yo soy un fanático del Virtual DJ y del Acoustica Audio Mixer y paso muy buenos ratos jugando con ellos. Además, el chaval por lo visto monta unas fiestas increíbles con su portátil.



Pero me sigo preguntando lo mismo. ¿De verdad este chico es el segundo artista más prometedor de Norteamérica? ¿No hay nadie más?

Bueno, en la lista estaban también bandas como Menomena (no están mal) y Voxtrot (tengo pendiente de escuchar su disco). Pero me queda un sabor de boca un tanto raro. Debo ser yo, seguro.

Pero las sorpresas no han acabado todavía. Me entero (tarde, como siempre) que el vídeo que más éxito está teniendo en Youtube en los últimos meses (ya es el octavo más comentado de todos los tiempos) es un friki llamado Tay Zonday cantando una canción que se titula "Chocolate rain", y que seguro que todos habréis escuchado ya porque yo siempre voy atrasado con estos temas.



Este cruce entre Steve Urkle y Kareem Abdul Jabbar se ha convertido en la sensación musical de Internet. No sólo su vídeo original ha recibido más de 6 millones de visitas, y se encuentra entre los más comentados de la historia del portal, además ha generado centenares de réplicas, imitaciones, mashups, remixes y coñas varias. Una de las más celebradas es la de Darth Vader cantando la dichosa canción. Bueno, hay dos variantes:



Créanlo: este "vídeo" ha recibido más de ochocientas mil visitas. Ya, yo soy culpable de al menos un par de ellas, lo confieso.



Bueno...busquen ustedes mismos "Chocolate Rain" en Youtube y le saldrán más de 3000 vídeos relacionados. Elijan el que más les guste. Es la sensación del año. Pero lo más curioso es que no se trata de un simple vídeo friki que a la gente le ha gustado. El tío se está convirtiendo, o igual ya lo era, en un verdadero artista. Sale invitado en algunos conciertos, es llamado a la TV para interpretar la canción en directo, colabora con otros músicos...en fin...tenemos la suerte de que, hoy en día, ningún talento corre el riesgo de quedar sin ser descubierto. Menos mal.

Seguramente todo es culpa mía por ponerme un domingo por la mañana a navegar por Internet. Y más estando un poco decepcionado con la situación actual del mundillo musical, en parte por las malas noticias que me llegan desde mi tienda de discos favorita: Discos Khurcius. Aprovechen, los que sean de Madrid, y pasen por allí. Los que no, que sepan que se puede comprar por correo con condiciones muy ventajosas. Pueden conseguir algunos de esos discos que llevan tiempo buscando y no encuentran en sus puntos de venta habituales, y de paso harán algo de justicia con una persona honrada, amante de la música y enamorada de su trabajo. Aunque tal vez sea algo tarde.

Lo dicho. Paren la música que yo me bajo. Por lo menos hasta que salga el nuevo disco de Band of Horses, la verdadera nueva banda más prometedora de los Estados Unidos. Aunque claro, llamar "nueva banda", tal como están hoy las cosas, a alguien que ya ha publicado su disco de debut hace la friolera de 19 meses...¿Habrá "envejecido" bien su "Everything all the time"?

Es domingo, estoy de mala leche, me hago viejo, me encuentro desubicado, vivo la música de una manera que ha pasado totalmente de moda, no entiendo la fabricación de "estrellas" tal como funciona en la actualidad, y hoy debería haberme quedado callado. Seguramente acabo de perder varios lectores.

Buenos días.
Publicar un comentario