sábado, 14 de julio de 2007

The Seekers, The New Seekers y la Coca Cola.

Hola a todo el mundo.

Hoy les traigo una historia curiosa, al menos a mí me lo parece. Es la historia de como un anuncio puede cambiar la vida de unos músicos. Y no me refiero a La Rabia Del Milenio, no. Los Seekers eran un grupo australiano de bastante éxito en Inglaterra durante los años 60. Su mayor éxito fue una canción llamada "Georgy Girl", escrita para una banda sonora, y que llegó al número 2 en las listas británicas y al número 1 en el Billboard estadounidense.



THE SEEKERS - Georgy Girl

Se les ve muy felices en el vídeo, a pesar de ser su concierto de despedida. Debían tener muchas ganas de separarse, por lo visto. El negocio les salió bien, puesto que llegaron al número 1 de las listas de álbumes con un recopilatorio que lanzaron coincidiendo con su adiós.

Un par de añitos después el guitarrista Keith Potger decidió refundar el grupo. Para ello buscó un par de vocalistas nuevas y algunos músicos, y los bautizó como los New Seekers. Su primer asalto a las listas lo realizaron con una versión de un éxito de Melanie: "Look what they done to my song", esa canción que todos hemos tocado o escuchado tocar a la guitarra en algún viaje de fin de curso de bachiller. Aquí pueden deleitarse con la original.



MELANIE - Look what they've done to my song

La cancioncilla les valió para tener bastante éxito en los Estados Unidos, otra vez. También para hacer una gira por allá. Y durante la gira se les hizo una oferta de esas que, según Don Corleone, no puedes rechazar: grabar una canción para un anuncio de Coca-Cola. Se llamó "I'd like to buy the world a coke" y tuvo un enorme éxito que sobrepasó el ámbito de la publicidad, llegando a ser solicitada por los oyentes en las emisoras de radio. El vídeo no se ve muy bien, pero es un documento histórico de primera magnitud...



La onda expansiva llegó a los cinco continentes, y se grabaron versiones del anuncio en multitud de idiomas. Sí, en castellano también. A ver, cuarentones, haced memoria...



Tamaña repercusión mundial no podía quedarse sin recompensa. El grupo grabó la canción de nuevo, despojándola de todo mensaje publicitario, y evidentemente con nuevo nombre: "I'd like to teach the world to sing".



THE NEW SEEKERS - I'd like to teach the world to sing

A muchos sitios el anuncio llegó al mismo tiempo que la renovada canción, lo que provocó la impresión de que Coca-Cola se había servido del éxito del grupo, cuando en realidad fue justamente al revés. De hecho, el grupo grabó un par de discos, apareció en Eurovisión representando, cómo no, al Reino Unido (el Guayominí de toda la vida, vaya) y, a mediados de los 70, desapareció...

Espero que les haya gustado y entretenido la historia, si es que no la conocían.

Buenos días.
Publicar un comentario