lunes, 16 de julio de 2007

La canción del verano

Hola.

Resulta que, según The Guardian, en UK ya tienen canción del verano. Se trata de "Umbrella", de la cantante Rhianna. Lleva nueve semanas como número 1 por allá, y, aunque está lejos todavía del récord absoluto (16 semanas) de Bryan Adams con "(Everything I do) I do it for you", ya ha igualado a "Crazy", su antecesora de 2006. A mí, desde luego, me gustaba más la canción de Gnars Barkley. Donde "Crazy" irradiaba alegría, contagiaba entusiasmo, y provocaba ganas de bailar (todo ello indispensable en una canción del verano) a mí este "Umbrella" me parece R&B de garrofón y soso, con la coartada del sexo light (esos movimientos de culete...otra Beyoncé, otra J-Lo...) y con la aparición estelar (¿?) de Jay-Z. Incluso el vídeo me parece aburrido. Pero bueno, vean y juzguen ustedes mismos. Quién sabe si en septiembre tendré que tragarme no sólo mis palabras sino todo el post entero...



Sigue sin convencerme. Aunque yo crecí en una época en la que la canción del verano era casi impepinablemente para lo nuevo de Georgie Dann (excepto un año que fueron "Los Pajaritos"; no sé qué es peor) uno espera otra cosa. Ya, ya sé que aquí andamos con las canciones del Koala & Manolo Escobar y otras que suenan en anuncios (una maratooooonnn !! ), pero es que Spain is different, todavía. Sin embargo, viendo lo que se cuece por otros lares, ya no sé qué pensar. Casi que me quedo con el Koala.

Ay...(suspiro)...uno se hace mayor, y se acuerda de aquellos tiempos con Formula V, Los Diablos, Tony Ronald...y es que en la distancia todo se magnifica, pero recuerdo aquellos primeros setenta con cariño y cierta nostalgia (más vital que musical, desde luego). Más adelante (finales de los 70 - principios de los 80) entramos en el reinado de los "oriundos" como Georgie Dann, Raffaela Carrá, Umberto Tozzi, Tequila...



En los 80 tuvimos movida (Alaska y sus Pegamoides), pajaritos (María Jesús y su Acordeón) y euro-disco (Righeira y su "Vamos a la playa")...además, por supuesto, de Georgie Dann (a este señor le trae sin cuidado en qué década se encuentre el resto de la Humanidad). A partir del éxito del "Devórame otra vez" (aquella memorable estrofa, "he mojado mis sábanas blancas recordándote", supuso el despertar sexual para toda una generación) ya nada fue igual, y tras el canto del cisne (Los Refrescos con "Aquí no hay playa") empezó el reinado casi total del latín-cutre-dance (Juan Luis Guerra, Carlos Vives, Ricky Martin, Chayanne...) más o menos a medias con nuestro sandalia-cutre-rock (Zapato Veloz, Los Manolos, Los Centellas...), por no hablar de Los Del Río o Las Ketchup...

Por supuesto, cualquier canción del verano que se preciase de serlo tenía que incorporar un bailecito lo más patético posible ("una mano en la cintura, una mano en la cintura, un movimiento sexy, un movimiento sexy..."). Y fácil de aprender, de forma que pudiesen hacer el ridículo gente de todas las edades. Eso sí, fácil o difícil, hay gente que no recuerda las tablas de multiplicar (verídico) pero se sabe de memoria los pasos de todas las canciones que voy mencionando por aquí. Aunque los antros donde se popularizaron estos atentados al buen gusto musical y visual fueron principalmente los garitos de ambiente latino, buena parte de culpa de todo este griterío alocado y ensordecedor lo tiene un americano...



Bueno, la verdad es que tuvo un cómplice por aquí...se llamaba Coyote Dax.

Ay...(otra vez suspiro)...¿Alguien se acordará de Laredo y su "El Último Guateque", una especia de Stars on 45 varios años antes de que se les ocurriera la idea a los holandeses aquellos?



Ojo al Ballet Zoom, que igual valían para un fregado que para un barrido.

Un saludo veraniego. Cuidado con las olas.
Publicar un comentario