domingo, 24 de junio de 2007

Hamilton, Joe Frank & Reynolds

Hola.

Hace unas semanas descubrí, en el excelente blog Discos Ocultos, un grupo llamado Hamilton, Joe Frank and Reynolds. Me pude bajar su homónimo disco de debut, de 1971, y quedé estupefacto. La verdad es que es un gran trabajo de pop épico al estilo de grupos como los Hollies de esa época, los Grass Roots, incluso los 5th Dimension, pero con un toque rockerillo del que estaba por entonces de moda gracias a grupos como Ten Years After, Free, Guess Who, etc.

La canción más conocida del disco, y de toda la efímera carrera de esta gente, es "Don't pull your love (out)", título un tanto guarrillo según mi conocimiento (manifiestamente mejorable) del idioma inglés. He encontrado un vídeo en el que no se ve nada, pero se escucha perfectamente la canción, además con buen sonido:



HAMILTON, JOE FRANK AND REYNOLDS - Don't pull your love (out)

Grandiosa, ¿verdad? Sin embargo mi canción favorita del disco es una preciosidad llamada "Annabella", una hermosísima balada con tintes épicos que prescinde en buena parte del guitarreo a favor de una cascada de violines, trompetas, pianos... Un auténtico muro de sonido que, junto a un estribillo brutalmente atemporal, han hecho de esta canción una fija en mi coche las últimas semanas. La gente que me ve berrear en los semáforos ("Annabella I'm coming hoooome...") debe pensar que me he vuelto loco, y no les falta razón, jeje.

No he encontrado vídeo, así que he subido yo mismo la canción a imeem:

(Editado)Por suerte ahora tenemos Spotify

Estos chavales, por lo visto, no duraron mucho tiempo juntos. Además tienen una anécdota bastante graciosa: en 1973, más o menos, el tal Reynolds abandonó el grupo, y para sustituirlo llegó un cantante llamado Joe Carrero. A partir de entonces el grupo pasó a llamarse Hamilton, Joe Frank &...Reynolds. No es que hubiesen tenido grandes éxitos hasta entonces, pero parece ser que no querían perder el mayor o menos prestigio que pudiesen tener, así que decidieron no variar su nombre a pesar del cambio de uno de sus miembros. Cosas veredes...
Publicar un comentario