jueves, 21 de junio de 2007

El disco "oculto" de Springsteen.

En 1961, en los Estados Unidos, un joven cantante de Florida llamado Gary Anderson, que poco antes había cambiado su nombre por el más "musical" de Gary "U.S." Bonds, llegaba al número 1 de las listas con una canción llamada "Quarter to three". No era su primer éxito, un año antes había conseguido bastante notoriedad con la canción "New Orleans", pero si fue el más importante.


El estilo de Gary U.S. Bonds, ese rock'n'roll con tintes negros, festivo, rítmico y pegadizo, y agresivo al mismo tiempo, no pasó desapercibido a un jovencito Bruce Springsteen, que en el cambio de década tenía a Bonds entre sus ídolos musicales más preciados. Durante los 70, Springsteen interpretaba de cuando en cuando "Quarter to three" como homenaje semioculto a su autor, que en esos momentos no atravesaba su mejor momento y sobrevivía con actuaciones en garitos de carretera...vaya, lo que aquí llamaríamos actuar en verbenas de pueblo.

Al fin, después de su enorme éxito con "The River" (1980), Springsteen y su colega Steven Van Zandt (otro admirador confeso de Gary U.S.Bonds) decidieron que tal vez pudieran hacer algo por su ídolo, y le animaron a grabar con ellos - con toda la E.Street Band, vaya - el LP "Dedication" (1981).



El disco respira aroma a Springsteen y a la E.Street Band por todos los sitios, y Gary U.S. Bonds no desentona en ningún momento, dejándose el alma en cada canción. En contra de lo que algunos pudieran pensar, las canciones que Springsteen aporta al disco no suenan en ningún momento a descartes ni mucho menos. Los mejores temas son los singles: "Jole Blon" y "This little girl". El primero es una versión de un clásico hillbilly bastante manoseado a lo largo del siglo XX; la segunda canción es de Springsteen, y desde luego no cabe ninguna duda al escucharla. Si hubiera sido incluida en "The River" o incluso en "Born in the USA" no se hubiera notado para nada el pegote. Merece también mencionarse el tema que Van Zandt aporta al proyecto: "Daddy's come home".


El disco realmente tiene algo de relleno, principalmente en forma de versiones de Dylan, Jackson Browne o los Beatles. Sin embargo, pienso que puede ser bastante interesante para los fans de Bruce Springsteen. Aunque apostaría que los más completistas ya lo tendrán y se lo sabrán de memoria, jeje.
Publicar un comentario