viernes, 10 de agosto de 2007

20 años no es nada

Hola.

No, no voy a hablar del gran Carlos Gardel. No es que no se lo merezca, pero no conozco su trabajo lo bastante. De hecho, ni siquiera sé muy bien de que voy a hablar. Bueno, más o menos sí: del paso del tiempo.

Dicen los ancianos (y los no tan ancianos) que hay dos signos claramente indicadores de que uno se está haciendo viejo: el primero es que cada día, cuando te levantas, te duele algo; el segundo, que recuerdas perfectamente cosas que pasaron hace 20 años. Pues yo llevo todo el mes de agosto un poco pachucho, y además ya cuento el tiempo de mis recuerdos por décadas. Así que cumplo todos los requisitos...

Vaya...1987...20 años ya...recuerdo perfectamente todas mis experiencias musicales de ese año (o principios de 1988, vaya, que entonces la vida se vivía por cursos escolares)...algunas positivas, otras no tanto.

Empiezo por las negativas para que me quede buen sabor de boca al acabar el post. Después del estado de euforia en el que me encontraba tras saborear centenares de veces la caja "Live 75-85" de Bruce Springsteen, la salida de "Tunnel of love" fue para mí un fiasco total. Yo quería más de eso que derramaba Bruce con su E.Street Band en directo, quería tralla, rock, potencia, épica. ¿Y qué llevaba "Tunnel of love"? Una especie de AOR del oeste, un country-pop blandengue...o al menos eso pensaba yo entonces. Después aprendí a apreciarlo (sobre todo tras el desastre total de "Human touch" y "Lucky town") pero entonces me provocó una gran desilusión.

Una desilusión parecida tuve con "Bad", de Michael Jackson.
Es cierto que superar "Thriller", visto desde hoy, resulta casi imposible. Pero entonces no teníamos todavía la perspectiva del tiempo, y hacía apenas un año todavía estaban saliendo singles de su disco anterior, así que esperábamos bastante del "Bad". Otro caso similar al anterior: tardé varios años en darme cuenta de que podía disfrutar de ambos discos sin tener que escoger uno. Pero entonces no lo tenía tan claro. Y eso que "Dirty Diana" me parecía un temazo como la copa de un pino.

¿Y qué puedo decir de Sting? Yo no quería canciones bobas que sonaran en la FM, quería que volvieran Police. Tampoco entendía por qué Prince no sacaba más canciones tipo "Purple rain" y se empeñaba en hacer una especie de soul epiléptico o algo así; ni qué pasaba con Pink Floyd y Roger Waters, a ese "Learning to fly" le faltaba algo...; y Supertramp, mis queridos Supertramp...¿Por qué todos los grupos que me gustaban acaban rompiéndose en pedazos? O no se rompían del todo, como Dire Straits que todavía me alucinaban con "Brothers in arms" y su directo "Alchemy", pero ahí estaba Mark Knopfler en el 87 empeñado en hacer bandas sonoras ñoñas y cutrecillas. También la ELO estaba a punto de hacer plofffff.

Bueno, tengan ustedes en cuenta que más o menos estoy recreando mis pensamientos de entonces, y que tenía 21 añitos. Hoy, desde luego, no sería tan duro en mis juicios. Pero a los 21 años...ayyyyyy...uno tiene muy claro cómo deben ser la cosas.

Venga, que no todo puede ser malo. En 1987 flipé absolutamente, y todavía lo sigo haciendo, con uno de los mejores discos de pop electrónico de la historia: "Actually", de Pet Shop Boys. También lo compré en cinta y todavía la conservo, aunque casi no se oye de gastada que está, pobrecilla. Me sabía las canciones de memoria, jugaba a hacer karaokes y "air-sintetizador" (¿existirá?) en mi habitación con "One more chance", "Rent", "Heart", "It's a sin" o "What have I done to deserve this?". Menuda lista de canciones...¡si es que parece una recopilación de grandes éxitos!


Y si con los Pet Shop Boys jugaba a tocar el teclado sobre mi cama, con "The Joshua tree" me convertí en el mayor guitarrista de la historia de la música. De pie, sobre mi cama, tocaba la introducción de "Where the streets have no name" mejor que The Edge. Bono no me caía bien, ya entonces, jeje...pero había algo en ese disco que era diferente a todo lo que yo había escuchado antes. Y "With or without you" que era la canción más popular, a mí era la que menos me gustaba. Prefería la citada "Where the streets..." o "I still haven't found what I'm looking for", aunque esta última, a mis escasos 20 años, me parecía demasiado gospel. Aquí mis recuerdos se vuelven difusos, y no sé si estamos hablando de 1987 o de 1988, incluso veo entre tinieblas una Navidad (supongo que sería la de 1987) viendo el vídeo de "With or without you" en la tele mientras me preparaba para salir...

Sí, estimado lector (en sentido figurado, espero que seáis por lo menos dos), me hubiese gustado decir que en 1987 escuchaba a los Pixies, a Sonic Youth, a Dukes of Stratosphear, a Dinosaur Jr. y a New Order, pero no...me entretenía con U2, Bruce Springsteen, Pink Floyd, Dire Straits, Supertramp, Sting...

Ah, se me olvidaba. También escuchaba bastante a George Michael. ¿Podía haber en mi pueblerina adolescencia algo más rompedor y definitivo que una canción que repetía, una y otra vez, "I want your sex"?



Buenas noches.
Publicar un comentario en la entrada